¿Qué es en lo primero que te fijas?

martes, 7 de diciembre de 2010

¡ Tu vida también es mi vida !


Me estoy dando cuenta de que los días, las horas o simplemente los segundos me dan igual que pasen, me da igual perder el tiempo pensando, pensando en cosas que no sucederán…Imaginarme cosas como por ejemplo…que volverá a por mí, volverá a buscarme e irnos juntos lejos, lejos…
Pero las cosas no son tan sencillas como te las imaginas, ni como las piensas…
Hoy tengo un presentimiento, pero es tan fuerte que no sé si es malo o es bueno, o un presentimiento de esos de cuando te voy a ver, de esos que el destino hace que nos juntemos en el mismo sitio a la misma hora…
Aunque es difícil, porque desde que te fuiste, el destino no quiere juntarnos de nuevo, ni de lejos me deja verte… ¿por qué? Yo lo necesito, necesito verte, aunque sea de lejos, muy lejos…Y si eso, también de espaldas…Que aún así te diferenciaría de los demás…
La gente es incapaz de hacerlo, de diferenciar a una persona de todas las demás, Y aunque tuviera un hermano gemelo, que fueran exactamente iguales, imposibles de diferenciar, yo lo haría… Porque estoy segura que como tú haya dos…
Es imposible que me guste otro chico, no me preguntes, porque yo tampoco lo sé…
El otro día quedé con un chico, muy guapo la verdad, vestía bien…La verdad es que estaba ilusionada, para qué mentir… Salí de mi portal con prisas, llegaba tarde… Y vi a un chico súper parecido a ti…Con pantalones negros, como los tuyos, chaqueta negra también, como la tuya…Y… ¡dios! Casi me da un infarto…Entonces seguí mi camino…con muchas prisas, porque le prometí llegar puntual, aunque ya llegaba tarde cinco minutos… Y ya te vi, sí, era él, ¿qué esperabas, a un chico bajito que cuando te vea se esconda y cuando vayas andando te venga por detrás y te tape los ojos como lo hacía él? Pensaba yo mientras esperaba en el semáforo… ¡pobre ilusa!
Después le besé, y ya ahí me di cuenta de que no era lo mismo, ni parecido a lo que era con él… ¿pero y qué? Me tenía que aguantar, me tenía que empezar a acostumbrar a que ya nada iba a ser igual, a que ningún chico me iba a tratar como él me trataba… Tampoco estaba tan mal, él en esa tarde me intentaba hacerme feliz, decía tonterías para que me riese o simplemente me contaba cosas que a él le importaba y yo le escuchaba, pero mientras pensaba en otra cosa más importante para mí… En ese chico, ese chico que al llegar me cogía de la mano, me daba media vuelta y me decía: Pero que bonita eres…
Pero bueno, ese chico no está ahora, pero a lo mejor…estará…¿no?

3 comentarios:

  1. A veces es tan difícil aceptar que todo ha acabado, que cada uno ya ha seguido rumbos distintos y que es hora de tomar un nuevo vuelo. Quizás cueste olvidar, lo sé a la perfección, pero no hay nada imposible si te lo propones.

    Muchas gracias por tu visita ^^

    ¡Besitos! Y te sigo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasarte =)
    me suenas un montón, eres de fuenla verdadd ?
    un besito guapa.
    yo también te sigo♥

    ResponderEliminar
  3. pues será de eso ^^ jiji
    muacccc ♥

    ResponderEliminar